ENTREVISTA POR MAILÉN SALTON

Conocemos la gestión sustentable de residuos orgánicos en el Ecoparque

Nicolás Enriquez, diseñador industrial y co-fundador de YoCompost, nos cuenta de qué se trata el Proyecto de gestión de residuos a través de un biodigestor en el Ecoparque, ex-zoológico de la Ciudad de Buenos Aires
¿Cómo arranca YoCompost? ¿De qué se trata el planteo del emprendimiento? ¿Quiénes lo organizan y qué tareas realizan?

YoCompost es un emprendimiento que arrancó hace cuatro años con Santi, mi socio, con quien nos conocemos desde el jardín. Los dos somos diseñadores industriales. Él estuvo un tiempo viviendo en el campo y ahí arrancó con el tema de las composteras domiciliarias. Y cuando todo esto estaba muy incipiente, yo me sumé a él y le empezamos a dar forma a todo esto del proyecto con: composteras domiciliarias a instalaciones de mediana escala en empresas y más.

Nuestro trabajo es puntualmente con el residuo orgánico. Es ahí donde ponemos el foco. Es un residuo problemático porque en un cesto común contamina el resto de los materiales que son potencialmente reciclables. Y a la vez, es un residuo que mediante el proceso de compostaje vos lo podés transformar en tu casa, en el lugar donde lo generás, sin depender de ningún sistema ajeno, como puede ser un sistema de reciclaje. Entonces, nos parecía que era un problema a solucionar y bastante factible. Así que arrancamos con las composteras.

Luego vimos que había un nicho, a partir de mails que nos llegaban de empresas, que estaban interesadas en empezar a tratar los residuos del comedor, tal vez por alguna normativa, o alguna iniciativa de sustentabilidad que nacía desde adentro… empezamos a pensar en instalaciones de mediana escala, desarrollando algunos productos que respondían a esa necesidad. Siempre manteniendo las charlas y capacitaciones, no solo relacionadas al compostaje sino a los residuos en general. Enfatizando en la clasificación que hay y por qué esa distinción es tan importante.

Y con el tiempo, nos metimos en la tecnología de la biodigestión. Ganamos dos convocatorias en 2017 y en el interín de eso, conocimos una empresa con la que habíamos trabajado en Zárate. Ellos estaban probando un biodigestor en un camión atmosférico.

Ese fue el puntapié para empezar a trabajar en el biodigestor para el Ecoparque.

Con el Ecoparque el vínculo empezó hace varios años atrás. Se acercaron a nosotros consultándonos por biodigestores. Nosotros en ese momento no estábamos a la altura de hacer un biodigestor grande; no teníamos ese conocimiento. Entonces, les ofrecimos poner biodigestores chiquitos, en cada recinto para no trasladar el residuo y demás. Y bueno, a raíz de haber conocido a esta gente en Zárate, que tienen una planta de compostaje, se alinearon los planetas y ahí presentamos juntos el proyecto para hacer el biodigestor en el ex-zoológico.

 

 

¿Cómo funciona un biodigestor? ¿Cuáles son sus beneficios?

Un biodigestor es un medio en el cual se transforma la materia orgánica, que pueden ser desechos de comida o desechos como el estiércol, en dos productos: un biofertilizante líquido, que se llama “biol” y un combustible que es “biogás”. El biodigestor, a diferencia de la compostera hogareña, funciona en un medio anaeróbico, no hay oxígeno. Es decir, que las bacterias que trabajan dentro del biodigestor, son bacterias que no necesitan oxígeno. Y el medio dentro del biodigestor es líquido. Esto quiere decir que los residuos orgánicos cuando ingresan se deben mezclar con una cierta proporción de agua. Para hacer de toda esa matriz que hay dentro del reactor -cuerpo principal del biodigestor- una materia en estado líquido. Por ende, el efluente o resultado, es un fertilizante pero en estado líquido.

Por otro lado, hay una serie de fases que se van dando de manera simultánea y hay unas bacterias que se llaman “metanogénicas”, que son las que se encargan de transformar parte de estos residuos es gas metano. Entonces, de esa manera, lo sacás de este reactor con una manguerita para almacenarlo o utilizarlo de forma directa en una hornalla, en un motor, en una estufa a gas. Hay de diferentes escalas, hay hogareños, de mediana escala, y de grandes plantas de generación de biogás que producen un gran caudal de energía.

Específicamente, ¿qué es lo que están desarrollando en el Ecoparque? ¿Cuáles son los alcances de la propuesta?

En el Ecoparque existía un problema con las heces de los animales que aún siguen viviendo ahí. Si bien existe un proyecto para ya reconvertir ese lugar, el “ex-zoológico”, en un Ecoparque, todavía no se pudo resolver… Porque no es tan simple ubicar un elefante que vivió toda la vida en cautiverio. Hay muchísimas dificultades y burocracias. En fin, las heces son un problema.

Entonces, desde el Ecoparque se proponen empezar a darle un manejo más sustentable a esta situación y la ventaja que te da el residuo orgánico es poder tratarlo in-situ; evitar la logística de traslado. Por lo tanto, un biodigestor, era una manera de convertir esa materia orgánica en algo de valor positivo: energía por un lado y un fertilizante que se está usando actualmente para el riego de todo el parque, por el otro.

Las heces se recolectan como siempre, pero en vez de ponerlo en una bolsa de consorcio se lo pone en carretillas o en baldes y hay un sistema dentro del Ecoparque que las junta y las lleva al biodigestor. Y se carga una vez por día con todas las heces. Ese circuito se repite con el efluente. En un biodigestor si vos cargás una muestra de 1000 litros por día, cosechas o retirás del sistema 1000 litros de bio-fertilizante. Es un sistema que funciona de forma continua. Y el volumen es siempre el mismo.

Entonces, hay un carrito -de los que usan los trabajadores para moverse por el parque- que tiene un tanque, y que busca el fertilizante. Eso se lleva a la cisterna de riesgo, y con eso se riega todo el parque a través de regadores.

 

¿Y con el gas que se produce que se está haciendo?
La obra finalizó hace muy poco tiempo por diversas complejidades. Ahora estamos utilizándolo en un generador eléctrico, como el que se pone en los locales donde se corta mucho la luz, pero en vez de funcionar a nafta funciona a partir de biogás. Es decir, tiene una manguerita, que se conecta a una almohada donde se almacena el biogás y lo conecta como si fuera el tanque de combustible. Estamos en esa fase: de poder determinar exactamente cuánta energía entrega. Con la carga de ahora, genera dos horas de funcionamiento por día. Con esto, la idea es cargar los carritos de golf que usan los trabajadores del parque para moverse, que son eléctricos. Es una instalación que está reciclando el residuo orgánico de ahí -hoy en un 70%- y la idea es que se pueda visitar, que se pueda conocer la tecnología y puedan ver cómo funciona a través de una demostración. La idea es que haya como una “estación de servicio” donde vean cómo el biodigestor alimenta un carrito.

Lo que antes era visto como un desecho y un problema -las heces- ahora produce una materia prima. Un alimento para el biodigestor, que nos da energía y fertilizante.

Nosotros creemos que esta tecnología es un reflejo muy claro de la economía circular. Dentro de un contexto complejo como es un ex-zoológico. Pero la realidad, es que la situación conflictiva ahí, sigue estando, y va a seguir estando un tiempo más. ¿Por qué es un caso funcionando de economía circular? Porque en un mismo lugar donde se produce un residuo, lo recolecto, lo transformo y le saco provecho. De la misma manera, podría pensarse, en una huerta, o en un lugar donde tengo diversos animales. Tengo un biodigestor, soluciono un problema y obtengo energía y un fertilizante.

Es un buen ejemplo para poder ver otra de las energías renovables. Además de la eólica, o la solar, que están más en auge. Pero que en nuestro país, donde hay un montón de actividad ganadera y un montón de campo; los biodigestores tienen un montón de potencial para funcionar. La verdad es que las energías renovables deben ir entrelazadas entre sí. No se las debe pensar de forma aislada… Si tenés un panel, un colector solar, un biodigestor, vas transformando tu energía a una más limpia.

Además, un biodigestor es también una manera de reemplazar un pozo ciego. Con esta tecnología trabajás con bacterias que degradan el residuo y lo podés infiltrar en el terreno de una manera mucho más sana para el suelo. Además de no tener que estar vaciándolo y encima, obtenés energía.



Por último, nos parece valioso rescatar de la propuesta que está emplazada en el corazón de la Ciudad… y nos ayuda a poder ver alternativas que sentimos lejos.

Totalmente, es muy llamativo. No sé si hay mucha gente urbana a la que vos le decís que dentro de un tanque estás recolectando caca y entiende cómo es que eso saca gas. Hasta que no lo ves, no lo crees.

Por supuesto que la tecnología tiene sus complicaciones, sus particularidades… Estamos aprendiendo mucho en el medio. Hay muchas variables en juego. Pero se puede hacer.

Y si bien esta tecnología es de una complejidad media, también hay biodigestores recontra simples. En ambientes rurales. Y es una tecnología que se puede aplicar a muchísimos espacios. Pero sí, está buenísimo que esté en la ciudad y se conozca, porque es muy interesante. De hecho, en el marco del Ecoparque, la idea es que se incluya en el recorrido nuevo, para las escuelas… y que lo vea una generación que tiene todo por delante y todo por hacer.

Somos bichos de ciudad, pero esto es un sistema vivo. Y está bueno conocerlo. Ahí pasan cosas a niveles microscópicos y parecen de otra planeta, pero no lo son. Por eso hay que acercarlo un poco más a la gente. Como la compostera… yo siempre digo que una compostera es como un electrodoméstico, pero que en vez de enchufarlo lo alimentás con materia orgánica. Y es una energía que está ahí todo el tiempo, transformando en algo vivo eso que para vos, era basura.

 

Muchísimas gracias Nico por acercarnos esta tecnología y esta propuesta tan interesante y por explicarnos todo con tanta claridad y paciencia.
Otros artículos
AGENDA
Incendios forestales: una lamentable noticia que se repite cada verano.
MÁS INFO
EXTRACTIVISMO
NO ES NO: Chubut se manifiesta contra la megaminería
MÁS INFO
ACTIVISMO
“Viaje a los pueblos fumigados”
MÁS INFO